6 diciembre, 20191

Guía Zero Waste para Navidad

Te encanta la Navidad, decorar la casa, invitar a la familia y amigos, los regalos, los banquetes, los polvorones que te deshidratan. Sin embargo llegan a tu mente varias ideas. “Cuántos envoltorios tontos. ¿El papel de regalo no se puede aprovechar de otra forma?. ¡Cuántos desperdicios generamos en las fiestas!”. Ahora podrás tener una Navidad zero waste.

A nosotros también nos pasa, por eso, desde Metandia hemos elaborado una pequeña guía zero waste para ayudarte a que esta Navidad sea más sostenible en todos los ámbitos: decoración, regalos, comidas…

La situación climática es descorazonadora y es por ello que no podemos olvidarlo tampoco en las fiestas.

Como queremos celebrar el año, la familia y los amigos que tenemos en un planeta que amamos, vamos a proponerte varias ideas zero waste para disfrutar de esta Navidad de forma más sostenible.


1. Adornos Zero Waste

Podemos adornar la casa con alternativas a las guirnaldas y el mítico espumillón que es de plástico. En realidad podemos utilizar cosas que sabemos que no van a acabar contaminando tiradas en un vertedero. 

Por ejemplo con las peladuras de las naranjas o rodajas de cítricos.

Hacer tus propios adornos con “frutos del bosque” es muy fácil. Seguro que tienes algún rinconcito de naturaleza cerca, ya sea un parque con árboles o un bosque. Podemos usar las hojas, las ramas, los frutos o la corteza para diferentes adornos hasta donde nos lleve nuestra imaginación. Al ir a recoger los materiales vamos a tener un momento de desconexión, que tampoco viene mal de vez en cuando. Y lo más importante es que son gratis y degradables. Y quedan monísimos.

Navidad en Jalisco

También se pueden hacer velas decorativas con botes de cristal reutilizados, cajas de cartón, pinzas, cuerdas, cintas, periódicos viejos, lo que encuentres por casa y no necesites, te damos algunas ideas.

Mirad este guirnalda que hicimos en un rato 😉

2. Banquete sostenible

Ten en mente siempre la alimentación con productos de temporada y sin envoltorios de plástico. Lo mejor es comprar a productores locales. Así los productos viajan menos (menor emisión de CO2),  ya que los agricultores se encuentran cerca nuestro y el dinero se distribuye dentro de la comunidad. Si los productos son ecológicos todavía mejor.

Existe una gran diferencia en la cantidad de CO2 que generamos dependiendo de nuestro tipo de dieta. Generar un kilo de carne cuesta veces más que obtener la proteína de origen vegetal. Puede que ya hayas cambiado tu tipo de dieta pero si no lo has hecho todavía, puedes animarte a probar alguna receta vegetaria o incluso vegana.

3. Separa los residuos

Es normal que se genere mucha basura en estas fechas. Por ello es importante comprar de forma consciente. A la hora de sacar la basura debemos separar los residuos. Así será mucho más fácil que se gestionen de la forma más adecuada. También puedes reutilizar algunos para hacer otros proyectos.

4. Ayuda a otrxs

Estas fechas sirven para poner énfasis en dar sin recibir nada a cambio y qué mejor manera de hacerlo regalando artículos solidarios, de comercio justo o tarjetas de donaciones para las causas con las que empaticemos.

Por ejemplo, puedes regalar una donación a una ONG en nombre de esa persona que sabes que es animalista y empatiza con el sufrimiento animal.

5. Regalos Zero Waste

Hemos estado muchos años comprando los regalos en las mismas superficies “Corte Inglés, Carrefour, Toys “R” Us…” Por decir algunas.

Este cambio de consumo que necesita la salud del planeta, necesita cambios como este. ¿Y si regalamos en Navidad otras cosas? ¿Unas zero waste?

Regala sabiduría

Un regalo muy sostenible es transmitir el mensaje de “cómo vivir de forma sostenible”. Hay muchos libros necesarios para entender cómo es el planeta en el que vivimos y qué podemos hacer para ayudar a conservarlo.

Aquí te dejamos un blog con un montón de recomendaciones de libros.

Regala experiencias

¿Por qué tiene que ser el regalo algo físico y acumulable? Esta Navidad puedes regalar experiencias gastronómicas, culturales, educativas, y ¡todas divertidas e interesantes!

Aquí te damos algunas ideas. Se me ocurren entradas a esa obra de teatro que acaban de estrenar o ese musical que siempre decís que queréis ir. Puedes regalar una escapada a la montaña a hacer senderismo o entradas para ir a una charla sobre el medio ambiente, zero waste o cualquier otro tema que sepas que le gustaría a esa persona.

Regala productos de tiendas locales

Es muy fácil comprar algo en Amazon o tiendas multinacionales con millones de trabajadores trabajando día y noche hasta los festivos. Pero, cómo sabéis, no estamos aquí por lo más fácil, sino por lo más ético, sostenible como puede ser hacer regalos de tiendas más humildes online o de tu ciudad como es Metandia.

Os podemos decir de primera mano, que estas tiendas ponen todo su cariño y cuidado en cada uno de sus productos y pedidos. Tus 20€ no van a significar lo mismo para Zara o Amazon que para un pequeño comercio. Además, que siempre sabrás que estarás regalando algo más único, original y personal que lo que puedas encontrar en comercios multinacionales y globalizados.

¿Y cómo envolvemos todos esos regalos? ¡Olvídate del plástico!

Hagamos que esté pasado de moda el papel con dibujos. Para empezar viene en un plástico envuelto para que te llegue perfecto. Nada sostenible. Puedes envolver tus regalos de forma super fácil y super cool.

Para que tu embalaje esta Navidad sea zero waste, puedes usar periódicos o revistas que tengas por casa. O papeles de otros regalos que tengas guardados. También bolsas que quieres deshacerte de ellas, ¡puedes darle otra vida! ¿Ves la imagen anterior? Periódico, unas hojas y una piña ¡perfecto!

Incluso, si quieres ser original, ¿por qué no una partitura y una foto que represente vuestra relación? A mí me ganarías ya sin abrir el regalo.

Recuerda, el objetivo es minimizar el residuo

Hasta aquí esta pequeña guía con las premisas básicas para empezar una Navidad más zero waste de las que estamos acostumbrados.

Ya ves, desde la decoración hasta cómo envolver los regalos, todo cuenta. Y lo mejor, es que no hay una forma de hacerlo bien o mal ¡sé creativo!

Anima a tus seres queridos a participar en estos cambios. Yo me lo he pasado muy bien haciendo la decoración con mi pareja, ahora incluso la tengo más en cuenta que otros años porque la hemos hecho nosotros.

Sobre todo, recuerda, el objetivo es minimizar los residuos y disfrutar las fiestas.

¡Feliz Navidad #zerowasters!

One Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: