24 septiembre, 20200

Compresas de tela. ¿Cómo se usan? Dudas y respuestas

¿Cómo se usan? ¿Se mueven? ¿De qué están hechas las compresas de tela? ¿Cúal es la diferencia entre compresa de tela de algodón o de bambú? Cómo usar o mantener limpia la compresa de tela de bambú y algodón puede ser una de tus dudas al empezar a usar compresas de tela. ¡Es totalmente normal! La higiene de la compresa reutilizable es normal que nos preocupe, por eso estamos aquí para resolver tus dudas. ¡Vamos allá! 

¿De qué están hechas?

Las compresas de tela están compuestas por diferentes componentes.

Las compresas y salvaslips que tenemos en Metandia son de tejido de bambú y de algodón.

1-Mayor proporción de bambú: este tejido cuenta con propiedades antibacterianas, antimicóticas, altamente absorbentes, hipoalergénicas, finas, suaves y transpirables.

2-Algodón en baja cantidad, una cantidad adecuada para añadir suavidad.

3- PUL: Se trata de un tejido formado por una capa de poliuretano que se caracteriza por ser impermeable y transpirable. Es la parte que no está en contacto con la vulva, sino con la ropa interior.

  • Todos los tejidos utilizados en las compresas SAVVE que vendemos en METANDIA cuentan con certificado STANDARD 100 by OEKO-TEX® el cual garantiza la inexistencia de sustancia nocivas para la salud en el tejido. Esta certificación es la etiqueta ecológica líder a nivel mundial para productos textiles.

Una vez sabemos los materiales, vamos a ver cómo limpiar la compresa y salvaslip de tela de forma correcta y esperamos poder resolverte las dudas más comunes.

¿Qué parte de la compresa es la absorbente?

En el interior, en contacto con la vulva está el componente absorbente. Las compresas de tela y salvaslips que tenemos en Metandia tienen una banda absorbente. Esta banda es un rizo largo que combina bambú y algodón. Se trata de un tejido suave de alta absorción con propiedades antimicóticas y antibacterianas.

Se ha evitado confeccionar las partes absorbentes con tejidos 100% algodón porque éstos no contienen las propiedades que priorizamos, si bien son suaves e hipoalergénicos, no son antibacterianos ni antimicóticos, condiciones que consideramos elementales para estar en contacto con la vulva y recoger el fluido.”- SAVVE, Productores de compresas de tela de bambú y algodón.

Otras de las propiedades por las que tienen esta combinación de bambú y algodón y no un tejido 100% algodón es que, a diferencia de este último, las compresas no quedan manchadas, se lavan muy fácil sin necesidad de pasar por días de remojo previo al lavado.

Nuestra combinación de tejidos no da calor. El tejido de bambú se caracteriza por eliminar muy bien la humedad y el PUL es transpirable.

¿Qué es el PUL?

El PUL (de color azul en la fotografía) es el tejido que va en contacto con la ropa interior y no la vúlva. Es impermeable y transpirable por lo cual no tiene capacidad absorbente pero sí consigue que no se sude y que la menstruación no cale la ropa.

¿Cómo se usan las compresas de tela?

Verás que es muy sencillo. Normalmente, las compresas de tela tienen “alas” y clips para poder sujetarlas a la ropa interior. Es parecido a las desechables pero en lugar de “pegar la compresa” sobre la ropa interior, con la compresa de tela solo tienes que colocarla y bajar las alas de manera que puedas cerrar los clips.

¿Se mueven?

Los clips o botones a presión de las compresas que tenemos en Metandia están colocados por los proveedores a una medidas adecuada para el uso de una braga común.

De todos modos, se recomienda que utilicemos la compresas de tela con ropa interior ajustada al cuerpo, ya que al no tener una banda adhesiva como las de compresas de plástico, si llevas unas bragas que te están anchas es posible que puedan moverse ligeramente.

A veces he leído que las compresas que llevan PUL en el exterior (a diferencia de las de algodón que lo llevan dentro) se mueven en la braga. Esto no es verdad y lo afirman los proveedores. Que una compresa se mueva no depende del tejido que la componen sino del tamaño de las alas. Por eso, estas compresas tienen alas amplias que parten de cada extremo de la compresa sujetándose firmemente a la ropa interior. 

¿Hay posibilidad de calado?

No, gracias a la ubicación de las costuras, el tamaño de las alas que parten a lo largo de los tejidos absorbentes y el PUL, componente externo que garantiza seguridad.

¿Cómo limpiar la compresa de tela?

¿Qué hago después de usarla?

Una vez la has usado, puedes ponerla debajo del grifo con agua FRÍA para que la mancha de sangre no se quede fijada. Esto es importante porque el agua caliente lo único que hará será fijar más la sangre en el tejido.

¿Las compresas y salvaslips se deben tener en remojo?

NO. Habrás podido leer esta información sobre compresas que están compuestas por tejido de algodón. Las compresas de tela que tenemos en Metandia al ser confeccionadas con tejidos de bambú no necesitan días de remojo previo al lavado gracias a sus propiedades.

No importa cuántos días pasen hasta el lavado, lo importante es que éste sea en frío, a mano o máquina, para que la sangre se desprenda fácilmente.

¿Por qué las compresas de tela se deben lavar en frío?

Las compresas y salvaslips se deben lavar en frío sólo cuando estén manchadas con sangre. La sangre se diluye en agua fría, por el contrario, el agua caliente ayuda a fijarla a la prenda. Una vez realices el primer lavado con agua fría, opcionalmente puedes realizar un segundo lavado con agua caliente hasta 30º si lo consideras necesario.

Las compresas y salvaslips se pueden lavar en la lavadora con otras prendas?

Sí, mientras el lavado sea como máximo a 30º y no utilices suavizante.

Por qué no se puede utilizar suavizante con las compresas de tela?

No se recomienda usar suavizante en ningún producto indicado para la absorción como son las compresas o salvaslips. El suavizante puede crear una película sobre el tejido absorbente deteriorando la absorción.

¿Las compresas y salvaslips se pueden tender con el resto de la ropa? ¿Les puede dar el sol?

Las compresas de tela de bambú y algodón que tenemos en Metandia pueden secarse al sol. Los rayos del sol acentúan las propiedades antibacterianas del tejido de carbón de bambú. Además, a diferencia de las compresas 100% algodón, estas también pueden tenderse dentro de casa, ya que una de las propiedades de los tejidos utilizados es que no almacenan humedad, es decir, consiguen una eliminación de la humedad efectiva y rápida.

¿Cuánto tiempo dura la compresa de tela puesta?

Esta pregunta depende de muchísimos factores. Depende del día del ciclo en el que estés, cómo sea tu ciclo, si tu menstruación es más abundante o menos… Lo ideal es que pruebes, veas, conozcas tu regla y lo que necesitas para ella. Así podrás adaptar tu alternativa menstrual sostenible a tu menstruación.

¿Cuántas compresas reutilizables compro la primera vez?

Nosotros te recomendamos que cojas una compresa de tela diurna y si quieres un salvaslip para los últimos días. Y que con eso vayas viendo cuánto tiempo te aguanta, si necesitas más o no. Siempre puedes ir incorporándolas junto con las desechables hasta que poco a poco vayas conociéndote más y quitando espacio a las de usar y tirar.

¿Huele mucho? ¿Desprende olor?

close up photograph of flowers
Photo by Secret Garden on Pexels.com

La celulosa de bambú que contiene esta compresa de tela posee un el radical KUN. Este es un potentísimo bactericida natural que elimina hasta el 99% de las bacterias que entran en contacto con las fibras.

Por eso, el bambú tiene la capacidad para eliminar malos olores que las bacterias del cuerpo humano puedan generar.

Las compresas comerciales utilizan un tipo de productos para que la compresa sea más absorbente de manera que al estar en contacto con el flujo producen un olor mucho más fuerte que el olor real de regla realmente es. Te animamos a que lo compruebes por ti misma, porque este es uno de los tantos temas que descubres sobre tu menstruación cuando usas alternativas sostenibles.

Usar la compresa de tela fuera de casa

Si estás fuera de casa y quieres cambiarte de compresa reutilizable, lo que puedes hacer con la usada es doblarla y guardarla en una bolsita. ¡Hay muchos tutoriales en Youtube y Pinterest de cómo hacerte una!

En realidad, te sirve cualquier bolsita que te quepa el tamaño de la compresa doblada, es suficiente. Para doblarla solo tienes que doblar las puntas hacia dentro y veras que los botones se encuentran y puedes cerrarla.

¡Acuérdate de ella al llegar a casa!

¿Cuánto tiempo pueden durar?

Esto depende de cómo se mantengan. Por mi experiencia y por la de nuestros proveedores, estas compresas pueden alcanzar o superar los 3-4 años sin perder el poder de absorción.

Pásate a la compresa de tela , dale un respiro a tu higiene, a tu bolsillo y al planeta.


Hasta aquí esta guía sobre las compresas de tela reutilizables. Si sigues teniendo alguna duda puedes dejárnosla en comentarios para que la podamos resolver 🙂

Si te ha gustado esta publicación puede ser que te interese:
– Consejos para limpiar la copa menstrual

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: